logo de facebooklogo de twitterlogo de facebook

Quienes Somos

La Vegetariana, Guía Orgánica de Buenos Aires, es una revista de distribución gratuita que difunde una manera más saludable de vivir.

Quienes la hacemos creemos que hacía falta un medio que mostrara de forma clara y concreta que se pueden hacer cosas por mejorar nuestra vida y nuestro hábitat.

Por eso -desde hace más de dos años- nos encargamos personalmente de cada una de las áreas, que incluyen desde el armado editorial y el diseño, hasta la distribución.

La Vegetariana no es una revista para vegetarianos, es una publicación para acercar a todo aquel que quiera a una vida mejor.

×

Nutrición

Nuevos paradigmas en la consulta de nutrición

Tal como dijimos en el número anterior, la raíz del pensamiento latinoamericano no boga en las aguas del racionalismo occidental sino que encuentra sus raíces en la sensibilidad, la pasión y el misterio. Sin duda esta idea marcó mi propio modo de pensar e integran también los principios en los que baso mi práctica como nutricionista.

imagen de nutricion consciente

Por Vanina Repun

NOTA: Las dietas Veganas no se basan en un criterio Racional ni científico, se basan en un criterio ético, y no es intención de un vegano “tener razón” en cuanto a la calidad de su comida.



CONTRAS: Si nos basamos en un criterio racional y científico, podríamos identificar beneficios y dificultades de la dieta vegana o de la vegetariana.Por ejemplo, podríamos evaluar las carencias de alguna vitamina (como la B12 y la D) en este tipo de alimentación, aconsejando que siempre sean suplementadas.

Pero... Estas observaciones que pueden hacerse al vegetarianismo y al veganismo en cuanto a su incidencia en la salud. Desde el ámbito de la nutrición suscitan controversias sobre si deben o no ser avaladas por los nutricionistas, ya que hay quienes se oponen a reafirmar opciones alimentarias que consideran “incompletas” a sus pacientes.

PROS: No es menos cierto que también encontramos ventajas en este tipo de alimentación: aludir, por ejemplo, al menor aporte de grasas saturadas o colesterol y al mayor aporte de carbohidratos complejos (almidón) y fibra, o ácidos grasos, omega 6, antioxidantes y fitoquímicos; o su menor densidad calórica o los numerosos estudios que confirman su utilidad para la curas de varios males propios de la época como la obesidad o la hiper colesterolemia.

No obstante... además de aportar datos que favorezcan o no una elección alimentaria, entiendo que nuestra tarea científica está en poner la ciencia al servicio de una mejor calidad de vida.

En este sentido, me propongo construir una ciencia que no esté desentendida de las poblaciones y sus realidades; una ciencia que no dé la espalda a quienes adoptan decisiones alimentarias basadas en principios éticos o ideológicos, absolutamente respetables.

Tarea científica: Esta ciencia de la nutricional tiene que trabajar para lograr que estas poblaciones puedan adoptar sus estilos de vida también apoyados en elecciones racionales, apoyadas en el conocimiento.



En consecuencia, es necesario formar profesionales que puedan contribuir al sostenimiento y complemento de estos planes alimentarios, y estudiar de qué modo suplir las deficiencias que estos presentan, respetando los parámetros de las comunidades.